27.7 C
Mazatlán

Filosofía marismeña

Fecha:

DESAFÍO

MDH Ramón Larrañaga Torróntegui

Existen personas a las que consideramos fueron mayormente bendecidas al arribar a este mundo con todo resulto, pero existen otras que encuentran el camino adecuado y a pesar de hacer una y otra vez no declinan en su aspiración.  Esos son los que empujan su voluntad hacia la vida que desean y jamás dan la espada a los embates que sufren, saben de lo que están dotados, al lugar al que desean arribar y el espacio al que pertenecen, jamás retroceden. Hay los que en la primera caída con el sufrimiento jamás se levantan.

El nacer nos hace afortunados. La vida son desafíos, depende de límites, empuje para alcanzar propósitos, concretar lo que desea, aprovechar la genética de la que nace dotado. Encuéntrate a ti mismo, ponte limites, busca de lo que estas hecho y empuja. Todo desafío es difícil y se vuelve inalcanzable cuando no se hace nada. Cuando la vida sea ingrata, tomate un descanso y reflexiona para que sigas corriendo y, olvides el agravio pero no borres de la memoria lo que eres, quieres, hacia donde tienes trazada la meta.

Fracasar en ciertas cosas son pruebas asimilables que desesperan y, al final se aprende de ellas, incluso más adelante ya no funcionan, por eso hay que intentarlo de inmediato para que funcione de diferente manera. Hay cosas que deseamos hacer y otras que prácticamente nos obligan sin que deseemos. A veces por debilidad, mejorar. Nos va bien o mal, si no funciona se abandona, o se acepta con su riesgo. ¿A dónde vamos?

Reflexionar sobre la vida que se ha llevado, nos traslada al cuestionamiento de que si en realidad es lo que deseábamos o si somos felices en el rol que asumimos. No es que se haya nacido ayer, ni que la vida se mida en adquirir bienes, sino en la deseada y aprendida en casa la que marca el vivir con dignidad a donde quiere que se vaya. Vislumbrar que el poder hacerlo es parte de la esencia conferida por la naturaleza de la que se viene dotado.

Comprender que los conflictos, decisiones, las múltiples complicaciones nos marcan el límite para caer o vivir en ciertos instantes en el silencio, olvido o,  a la deriva en la tempestad. Esa es la historia de cada uno en la que nos vamos planteando reflexiones especialmente cuando la tempestad pasa y la nostalgia arrecia volviendo la imagen de lo acontecido en el instante en que uno se siente como pájaro sin plumas, el suplicio agobia, la fuerza de voluntad no se hace presente y el consciente grita no te rindas, no dejas de luchar, ya vendrán tiempos mejores.

Reflexionar nos da la oportunidad de escuchar la historia oculta en lo que sembramos, cultivamos y esa capacidad de voluntad para respirar nuevos vientos. La vida da segunda oportunidad para sobrevivir solo es cuestión en comparar nuevos horizontes, abrir lo sensorial para que el camino permita transitar nueva voluntad.

Al pendiente estará esa voz interna que deseamos escuchar y orienta en forma consciente en lo que  gusta, se debe hacer para conectar corazón, alma y espíritu con el poder de nuestra naturaleza y desde allí bote la voluntad para continuar hacia lo que se ama. La vida da la revancha cuando se sufre, son pruebas que hay que superar y se obligan de aceptar como parte de la misma.

 Llegan nuevos desafíos, aceptaciones, para ello hay que estar preparado para despegar otra vez como en un principio, es el camino que conviene conducir, la postura asumida, lo que importa, se acepta como destino. Pueden pasar miles de cosas pero la oportunidad siempre se dejara ver, conectándose con el espíritu pase lo que pasé, así de simple.

Ante la adversidad la voluntad flaquea y se ve difícil alcanzar lo que se pretende, es en donde la acción reflexiva entra en el juego para que tome medidas pertinentes en lo difícil o fácil para salir a lograrlo mediante el esfuerzo planeado. Quien no desea enfrentar las cosas dará la escusa que ocupa tiempo para pensarlo. No hay que olvidar que en cierto momento enfrentamos situaciones semejantes y la experiencia nos dice que hay que actuar antes que nada para que las cosas cambien. Esa es la fuerza de la voluntad con la que la naturaleza nos dota por ello no hay que dar tiempo al tiempo sino involucrarse de inmediato para que tome menos tiempo solucionarlo. Si no se actúa de inmediato, es tiempo perdido.

Cada uno vamos poniendo la vida en lo que deseamos a cada decisión que se toma y solo es cuestión en darse cuenta en lo que elige, el lugar en donde lo hace, su motivo, deseo y comenzar para ir mejorando.

Comentarios Facebook
spot_img

━ Similares

Inaugura Graciela Domínguez, Feria de la Paz y Desarme Voluntario

• Con la representación del Gobernador, Rubén Rocha la titular de SEPyC reconoció un avance positivo con la Estrategia de Seguridad• Homicidios dolosos han...

En el 2024 se incrementó al doble los casos de dengue en Sinaloa porque no hay prevención: Cuén Ojeda

El incremento al doble de los casos de dengue en Sinaloa, pues en lo que va del 2024 se han registrado 276, principalmente en...

Sentencian a Felisardo “V” a 10 años de cárcel por abuso sexual a su hija

Además, el Juez de Control y Enjuiciamiento Penal dictó el pago de reparación de daño moral y psicológico, así como una multa. Una sentencia de...

La SEPyC, reconoce a 26 ganadores de la Olimpiada del Conocimiento Infantil 2024

• Serán beneficiados con una beca para su Educación Secundaria• Alumna de Mocorito recibió mención honorífica al promover la inclusión La Secretaria de Educación Pública...

Inauguran Rocha y el director del IMSS, Zoé Robledo, Albergue Comunitario

*Es un espacio para dar alojamiento y alimentación gratuitos a pacientes y sus familiares del Hospital Rural de Villa Unión En compañía del director general...

Suscribete a nuestro boletin