Filosofía marismeña

FUTURO DE MÉXICO

MDH Ramón Larrañaga Torróntegui

Miremos la historia social de las últimas dos generaciones en su perspectiva, apariencia, son la película de la mayoría de todos nosotros que desde lo oscuro y el anonimato nos dedicamos a criticar y juzgamos señalando que creíamos ya lo habíamos visto todo.- Es extraño. Increíble la forma en la que nos adaptamos, no vemos la ceguedad en nuestros ojos, de los últimos años donde unos cuantos se han apropiado de todo, nos parece natural este comportamiento y el error está en omisión.

Un ciudadano frustrado, ridiculizado, ignorado, cansado que habla pero no es escuchado. El que ostenta el poder, esquiva la verdad, es su juego favorito al reírse de su  viveza cuando lo hace. Justo ahora es el momento en identificarlos en su justa dimensión y no votar por ellos ni por error. Hay políticos que llevan años decepcionando por eso no apoyen a los inmorales. Ellos creen son envanecidos en su mentira y argumentan su verdad. Esos seguirán robando, es tiempo en eliminarlos por desagradables, lo que hacen afecta a la sociedad, lo que declaran es inexacto, con evidencias incompletas debido a su codicia.

La verdad de los viejos es descriptiva, proviene de una experiencia manipulada propia de los que insisten en que todo está bien. Quien ostenta el poder promueve el estate quieto, el único que sabe es el que gobierna. Entre ambos el final de exposición termina, en el revuelo de la insatisfacción, frustración, desacuerdo y sumisión.- Al joven  que se le opone la descalificación y le llaman obstinado, terco, equivocado por su razón más clara, opinión certera ¿La verdad en lo que viene? ¿Realmente es posible el saberlo? ¿Reaccionaran los jóvenes?  Ante los políticos que sienten los han traicionado. El sistema de partidos los recicla e insiste en mantenerlos, mediante el engaño mediático en que cada uno se declara inocente y el, único conocedor.

Los jóvenes asumen la obligación, responsabilidad en hacer lo que no supimos los adultos establecer en las últimas generaciones. Ellos van más allá razonando a quien le darán la oportunidad para que regrese lo que aspiran para ellos. Sera un privilegio vivir en este país si los jóvenes actuales son capaces en reconocer y hacerlo, inspirados en lo que desean creando en esta forma la fortaleza en ese futuro prometido.

Son buenos representantes al no tener miedo en hacerlo, ven la vida diferente, sus intenciones son sanas, sinceras, no están maleados. Es su tiempo para que guíen a los viejos, nos quiten la venda, protejan. La inteligencia de los viejos fue doblada por miedo, comodidad, inseguridad y de eso se aprovecharon para mantenerlos ciegos a descubrir su miseria, insatisfechos.

 No hay que hacer juicios equivocados. A menudo pensamos que la persona está diciendo algo incorrecto, mentalmente o fraudulentamente. Si, no le cree, no vote por él (ella), lo que va a servir no se basa en la popularidad ni en el respaldo de figuras famosas. Usemos el juicio, exploremos celosamente con lógica, justificación, inspiración para que nuestra vida recobre la alegría. Tenemos varios enemigos sociales que rugen y deambulan buscando devorarnos a futuro, quieren continuar engañando diciendo que harán cosas grandes y maravillosas. Actuar en lo correcto.

El enemigo a vencer es la mentira hecha verdad, brota desde lo sutil para enredar a la gente haciéndoles creer que todo lo puede cambiar y su verdad es absolutamente sincera, obligando a ser creída. Nadie sabe la realidad que se le vende, es imposible lo sepa y es aceptada por la estrategia que esta sigue para lograr el engaño, disipar la duda, debilitar la voluntad no importando sea descubierta después de ostentar el poder, lograr el objetivo.

El conflicto posterior no cuenta. Recuerde que este momento está lleno de información, muchos caen en el juego, otros se mantienen en la duda. Es momento para los grandes engaños. No importa el lugar en donde se encuentre, hasta allí lo alcanzara. Le presentan evidencias algunos actores en el sentido de que es bueno pensar en ellos porque son los elegidos, cuentan con el apoyo, se muestran por todos los medios y es su verdad.

Es plaza de las declaraciones falsas de la presentación aparente de un mundo mejor, sin embargo la información no embona en toda esa verdad que se pregona, que se recuerde. De cada candidato no lo hemos visto del todo por eso surge la duda, no es confiable entre lo que dice y el espejo de su vida. Las declaraciones y su personalidad está llena de dudas, las respuestas no son a las preguntas que la sociedad se hace en el diario al no existir una verdad precisa, definida, clara. Se duda a quien apoyar al desconocer el pasado y la promesa del futuro glorioso. La verdad es el camino a la vida anhelada y se marca con coraje.

Comentarios Facebook