El Faro de Mazatlán, uno de los lugares consentidos por turistas y locales

Uno de los paseos más visitados durante estas vacaciones de Semana Santa sin duda es el Faro de Mazatlán.  Por deporte o diversión, se coloca como uno de los sitios consentidos de locales y turistas.

Centenares de turistas visitan diariamente este sitio emblemático, uno de los símbolos del puerto. El mirador, el recorrido por las cansadas escaleras, la flora y fauna del lugar lo vuelven especial.

A la par del malecón, zona dorada y paseo del centenario, el Faro es uno de los espacios obligados para mantener en la agenda de los visitantes.

El sinuoso camino, dificil para la gran mayoría es todo un reto para chicos y grandes. Caminar desde el pie del faro, hasta donde se ubica la gran luz que guía a los marineros, es toda una aventura.

La satisfacción que reviste llegar a la meta de casi 160 metros de altura es lo que motiva al ejercicio de sus visitantes. Todos los días es visitado por deportistas. Hacer ocho minutos para llegar al gran mirador es la meta, aunque hay quienes duran más pues descansan a lo largo del recorrido.

Con familia, niños, abuelos y hasta mascotas, los visitantes contemplan el lugar, donde igual con suerte podrás ver desde iguanas, hasta serpientes, mapaches y aves exóticas.

Los gatos son los moradores tradicionales quienes son alimentados por los turistas.

EN EL DESCUIDO

Pese a ser uno de los lugares más visitados y etiquetados en las redes sociales, desde que terminó la anterior administración municipal no se le ha dado el correspondiente mantenimiento a las obras que ahí se realizaron y en las que se invirtió más de 10 millones de pesos.

Al pie del faro se observa desde hace meses, la construcción de una especie de módulo de información y baños públicos.

Este lunes por la mañana, la basura invadía los contenedores. Antes de las 9, ya había filas de personas esperando entrar al mirador de cristal, el cual estaba cercado, en espera del inicio del turno de quienes se supone cuidan el lugar.

El olor a heces fecales abundó a lo largo del paseo. El patronato de damas que se conformó durante el 2018 al parecer no está trabajando en el mantenimiento de este espacio.

Comentarios Facebook